Extinción

El fuego consigue destruir rápidamente todo aquello que nos rodea y hace desaparecer nuestras viviendas, industrias, bosques…conllevando la pérdida de vidas humanas en muchas de estas ocasiones.

nuestra solución: CAÑONES ANTIINCENDIOS

Nuestros cañones de atomización para la extinción de fuego se basan en crear una gran lluvia envolvente con un tamaño de gota lo suficientemente pequeño como para que el intercambio de calor con el fuego sea mucho más eficaz, consiguiendo bajar la virulencia del fuego de forma muy rápida y extinguirlo en una fracción del tiempo necesario comparado con medios tradicionales. Los cañones antiincendios son un método eficaz para contener la radiación de calor producida por el fuego a estructuras cercanas. Conseguimos refrigerar estas estructuras preservándolas evitando su afectación por el calor del fuego. El diseño del cañón antiincendios es extraordinariamente polivalente para refrigerar las estructuras complejas. El mismo principio utilizado para la contención del polvo es aplicable para el aplacamiento de gases. Los cañones de atomización generan una lluvia muy fina que interactúa con el gas consiguiendo retenerlo y decantarlo al suelo.

Estas soluciones consiguen: reducir el consumo de agua y de espuma, reducir la emisión de humos a la atmósfera, poder dirigir los cañones directamente a la fuente de emisión y actuar de forma envolvente ante cualquier obstáculo. La acción de aplacar el fuego lo más rápidamente posible consigue salvar vidas humanas.

Consultas frecuentes

Cómo funciona?
Su utilización como cañón contraincendios se basa en la generación de gotas de agua cuyo tamaño interactúa rápidamente con el fuego extinguiéndolo a gran velocidad. Su utilización como cañón para el aplacamiento de gases consigue interactuar con la partícula de gas decantándola hacia el suelo.
Qué es un cañón antiincendios?
Un cañón antiincendios es una solución eficaz para: aplacar gases, extinguir fuego y refrigerar superficies u objetos.
A qué se debe su eficacia?
Los cañones de atomización contraincendios son tan eficaces debido a la gran cantidad de boquillas cerámicas que incorporan. Estos equipos son capaces de atomizar hasta 3.500 litros por minuto, creando un campo de transferencia de calor muy amplio donde la capacidad de enfriamiento es mayor.
Se pueden utilizar con espumas?
Los cañones contraincendios pueden ser utilizados con espumas o retardadores. De hecho, son especialmente ventajosos cuando se extinguen incendios de líquidos, ya que la espuma no se escurre en el líquido sino que se extiende sobre el mismo.
Cuáles son sus principales aplicaciones?
Las principales aplicaciones donde se pueden utilizar son: incendios forestales, túneles, aeropuertos, refinerías e industrias químicas, y áreas urbanas.
Cómo controlamos el fuego?
El inicio y mantenimiento del fuego obedece a tres factores: un material combustible, oxígeno y el punto de inflamación. Todos los sistemas de extinción de fuego se basan en eliminar uno de esos requisitos para su extinción. EmiControls en cambio realiza un enfoque doble: generamos una niebla fina en un área muy grande donde poder hacer la transferencia de calor y llevar a cabo un enfriamiento más rápido que los monitores convencionales y, a su vez, privamos del oxígeno en la atmósfera envolviendo la fuente del fuego, casi como un gas, y por lo tanto de mejor manera que el chorro del extintor convencional.
Es importante el tamaño de la gota?
Sí, es muy importante. Las gotas pequeñas se mantienen más tiempo en el aire que las gotas de gran tamaño como las de un monitor, e interactúan mucho más rápido con el fuego.

Solicítanos información

Interés (requerido)
 Lavaruedas Atomizadores Barreras Filtrado Medición Clarificadores Extinción
Mensaje