Nebulizadores

A diario es necesario controlar las emisiones de polvo y otras sustancias que se proyectan a la atmósfera, y poder controlar la formación de nubes pulverulentas u otras partículas en suspensión, de esta forma ayudamos a minimizar los riesgos contra la salud.

nuestra solución: NEBULIZADORES

Utilizando cañones de nebulización conseguimos: reducir la formación de polvo sin producir encharcamiento y favorecer la limpieza en el área de trabajo humedeciendo el terreno.

Estos cañones de atomización de agua se pueden utilizar en diversas actividades donde se producen emisiones, como son: en demolición, canteras, zonas de acopio de granel, industrias metalúrgicas, minas a cielo abierto, puertos, graveras, cementeras, sector metalúrgico y múltiples industrias más.

Consultas frecuentes

Cómo funciona?

Los atomizadores producen agua nebulizada. El propósito de reducir el tamaño de la partícula es conseguir mayor afinidad entre la gota y la partícula de polvo, de este modo se incrementa el porcentaje de captura del polvo. Como efecto adicional se reduce el consumo y se incrementa el tiempo que la gota de agua está en el aire con lo que maximizamos el redimiento.

Qué es un atomizador?

Los cañones de atomización de agua son una solución eficaz, flexible y sencilla para capturar el polvo emitido o humedecer los graneles de forma muy controlada para aquellos graneles que no se puedan mojar. Son equipos totalmente automáticos preparados para cubrir amplias superficies gracias a su movimiento automático de oscilación. Disponibles en versiones móviles (sobre una plataforma con ruedas) y fijas (sobre una torre). También es posible realizar instalaciones de líneas de atomización a medida.

Para qué tipo de materiales se utiliza?

Los atomizadores se pueden utilizar con todo tipo de material que pueda ser almacenado en exterior, típicamente inertes: áridos de todo tipo, carbón, coque, concentrados minerales, etc. pero también se puede utilizar para maderas o biomasa.

No está recomendado su uso en cereales por el riesgo de provocar la germinación.

Cuál es el consumo?

El consumo habitual de un cañón para operaciones de abatimiento de polvo suele estar entre 20 y 120 litros/minuto. Todos nuestros equipos disponen de sistemas de control del caudal ya sean mecánicos o electrónicos. Para operaciones de enfriamiento o necesidades especificas podemos llegar a rangos de 650 litros/minuto.

A modo de ejemplo: el consumo habitual en una demolición es de 40 a 70 litros/minuto; y el consumo ideal para aplicaciones de reciclaje es de 15 a 30 litros/minuto.

Diferencia entre regar y atomizar

Las partículas de polvo visibles suelen estar en un rango de tamaño entre 10 y 500 micras, el tamaño de la gota recomendada para capturar estas partículas debe estar en este rango. El tamaño de las gotas en un dispositivo de riego están por encima de 2000 micras, por lo que el rendimiento para atrapar el polvo es muy bajo y el consumo muy alto.

Realmente un sistema de riego no atrapa partículas emitidas, a lo sumo puede mojar el granel para reducir la erosión eólica producida por el aire, pero con el riesgo de mojar el granel ya que las gotas son de tamaño milimétrico, no micrométrico.

Cómo funcionan las boquillas?

El objetivo de las boquillas es generar gotas del tamaño requerido, ni mayor ni menor, para ello utilizamos boquillas de diseño propio realizadas en cerámica. La cerámica tiene una muy elevada resistencia al desgaste, lo que garantiza que su forma se va mantener inalterada durante mucho tiempo y la forma de la boquilla es la clave de su buen funcionamiento.

Si las gotas tienen un tamaño demasiado pequeño no van a capturar el polvo convenientemente y si el tamaño es muy grande tampoco, produciéndose por tanto un desperdicio del agua.

La reducción de polvo depende del tamaño de las gotas de agua?

Sí. Una gota de agua grande producida por una manguera es ineficaz con la unión del polvo.

Cuanto más pequeñas son las gotas de agua, semejantes a una niebla de agua, pueden permanecer más tiempo en el aire e interactúan mejor con el polvo. Si bien, el tamaño ideal de gota depende de la aplicación a la que vaya destinada.

Por qué no hay una solución estándar para todos los problemas de polvo?

Porqué no existe una sola fuente emisora de polvo. El polvo se genera por fuentes fijas y en movimiento, puede provenir de materiales que si se mojan afectan a su proceso de fabricación, y hay también diferentes exigencias en función de las condiciones, por lo que, para encontrar la solución adecuada, podemos realizar sistemas de nebulización a medida.

Se pueden utilizar a baja temperatura?

Sí. Los cañones de nebulización contra el polvo pueden llegar a trabajar a temperaturas -10ºC (realizando algunas modificaciones), pero no generaran gotas de hielo o nieve.

Solicítanos información

Interés (requerido)
 Lavaruedas Atomizadores Barreras Filtrado Medición Clarificadores Extinción
Mensaje