Metálicas

Las barreras contituyen una protección perimetral del área de almacenamiento o emisión, obteniendo una reducción de las emisiones. Se producen dos efectos: la reducción de la velocidad y de la fortaleza del viento antes de llegar a la pila. Cuando el aire arrastra material al salir del recinto, se vuelve a encontrar con la barrera que mitiga de nuevo su velocidad ayudando a precipitar el material en las inmediaciones de la barrera. Las barreras metálicas basan su efecto en la creación de fuertes turbulencias gracias al gran número de perforaciones con aristas. Esto junto con un perfil inclinado, reduce la energía del viento incidente así como la compacidad del mismo, quedando de este modo un frente con una velocidad inferior y mas disgregado. De este modo se consigue reducir la erosión eólica sobre la pila. El tamaño del agujero es configurable en función de la aplicación.

MÁS INFORMACIÓN