Téxtiles

Las barreras constituyen una protección perimetral del área de almacenamiento o emisión, obteniendo una reducción de las emisiones. Se producen dos efectos: la reducción de la velocidad y de la fortaleza del viento antes de llegar a la pila. Cuando el aire arrastra material al salir del recinto, se vuelve a encontrar con la barrera que mitiga de nuevo su velocidad ayudando a precipitar el material en las inmediaciones de la barrera. Las barreras textiles basan su efecto en el tamizado del viento que pasa a través de ella, y en menor medida en la capacidad de retener las partículas que pasan a través de la malla.

MÁS INFORMACIÓN